Las entidades celestiales

Un perro haciendo guardia

¿Cuántas veces hemos visto formas en las nubes que nos hacen relacionar el azar y abstracción caprichosa de este fenómeno atmosférico con personajes o seres que habitan en la tierra? Ver el rostro de un viejo barbón no es lo único que ha echado a andar la imaginación de la raza humana, generando historias ficticias que se han convertido en leyendas, siglos después. ¿Y cómo no, si antes no había TV? 😀

Existía una creatividad natural, el imaginar era cosa cotidiana, si uno estaba dispuesto a ello.

Hoy, algunos personajes y criaturas conocidas se “nos aparecieron” durante el amanecer…

Vean la cabeza al lado del sol, ¡Tiene unos pequeños ojos diabólicos!

 

Una abuelita que me inspira ternura 🙂

Los humanos tendemos a antropomorfizar lo que nos rodea, es así que de figuras abstractas, encontramos similitud entre lo amorfo y lo conocido, ya que es más fácil para nosotros procesar información recurrente en vez de generar nuevos conocimientos y memorias.

¿Cuantas veces has contado ovejas saltando una cerca para lograr dormir? ¿Ninguna? Pues seguramente algún día lo consideraste aunque sea por un segundo. ¿Y sabes de dónde salió la idea? 😀

La historia viene del Reino Unido, creación popular (autor desconocido) atribuida a algún pastor que, acostado en una pradera en cierta área del sur de Inglaterra donde las nubes que tienden a crear formas caprichosas, pueden haberle proporcionado el desfile de formas que el asoció con ovejas, mientras intentaba dormir.

 

¡Este can parece ser un rottweiler!

Un personaje de caricatura bastante reconocible.

¡Participa!

comentarios

Share

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *