Tapando el Sol con un Dedo

Las condiciones sociales en que vivimos los mexicanos del siglo XXI son de verdadera crisis en todos los ámbitos del quehacer humano, sin embargo, para las autoridades y gobernantes de los tres niveles de gobierno, las acciones emprendidas por los integrantes de los gobiernos, federal, estatales y municipales, que  ellos mismos han implementado, son una maravilla que está logrando mejorar los niveles de bienestar, cosa diametralmente opuesta a la triste realidad que padecemos los mexicanos de a pie.

El “Diario de Ciudad Juárez” publicó hace unos días, un editorial en el que se demuestra la cruda realidad de las condiciones en que vivimos la mayor parte de los mexicanos, mediante una misiva dirigida a quienes realmente tienen el poder y gobiernan en esa ciudad, los narcotraficantes, la dirección de ese medio de información en una acción desesperada, solicitan a los delincuentes las instrucciones necesarias para que el personal de esa empresa pueda trabajar con seguridad; es decir, que ante la falta del cumplimiento de quienes cobran de los impuestos que pagan los ciudadanos, a los habitantes de esa ciudad no les queda más que adaptarse a las condiciones sociales que el gobierno ha permitido en su irresponsable combate al crimen organizado.

Pero lo peor de esta misiva no es en sí lo que se reconoce en esa ciudad, sino que la situación descrita por los compañeros periodistas de ciudad Juárez no es privativo de ellos, al menos en nuestro Cancún y en la mayor parte de Quintana Roo, las cosas van que vuelan para tener esas mismas condiciones, a pesar de que Félix González Canto diga lo contrario.

Las decisiones del gobernador de Quintana Roo, en materia de procuración de justicia demuestran que en este estado de la república las condiciones sociales son muy similares a las del norte de la república, puesto que el primer procurador de la gestión gubernamental del cozumeleño, Bello Melchor Rodríguez y Carrillo, no dio pie con bola en el combate a la delincuencia organizada y el sucesor y actual procurador de justicia, Francisco Alor Quezada y su testaferro, el sub procurador en la zona norte, Rodolfo García Pliego, se han destacado por ser personas de muy poca dignidad y ética profesional; es decir, ambos funcionarios han sido señalados por ser proclives a la adquisición de riquezas de dudosa procedencia.

Para los ciudadanos de Quintana Roo y particularmente a los habitantes de Benito Juárez, nos queda muy claro que Francisco Alor Quezada, no es persona de fiar, puesto que durante los tres años de gestión como presidente municipal de Benito Juárez, las condiciones sociales de la población fueron severamente afectadas a pesar de que los gastos de dicha administración municipal aumentaron en forma exponencial sin que se diera solución a varios de los problemas que afectan a la población de este municipio, sin embargo, también es del dominio público que las propiedades personales del actual procurador de justicia de Quintana Roo aumentaron de igual forma que el gasto; es decir, en forma exponencial, claro que estas no están escrituradas a su nombre, el tipo es astuto y pretende no dejar huella de su verdadera personalidad.

Por lo expuesto y ante los últimos acontecimientos ocurridos en nuestra ciudad en los que han intervenido personajes involucrados con el crimen organizado y la participación de la procuraduría de justicia sigue siendo muy limitada, Cancún y Quintana Roo tienen el alto riesgo de sufrir las severas afectaciones que se padecen en ciudad Juárez, Chihuahua, al menos que Félix González reconozca que lo único que garantiza Francisco Alor es el incremento de sus propiedades personales a costa del bienestar del pueblo y por lo mismo lo destituya por el bien de Quintana Roo.

ES CUANTO

Críticas, comentarios y mentadas,
se reciben en [email protected]

Eduardo José Lara

¡Participa!

comentarios

Share

One Comment

  1. Carlos Reply

    Si las autoridades no dan seguridad, No paguen impuestos. Exijan que si no les dan seguridad no van a pagar impuestos. UNANSE. No esperen a quedar como Ciudad Juarez. Cancun vale la pena. Exijan. Unanse con vecinos, empresarios, primos, amigos, corran la voz exijan no con una marcha que solo saldra en el periodico del dia siguiente. Exijan seguridad y no paguen impuestos. Usen ese dinero para pagar seguridad en cada esquina. UNANSE. Estan a tiempo; de ustedes tambien depende. UNANSE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *