Relato de un rescate en playa Delfines Cancun

Una nota de Eric Galindo desde Sipse, el lo titula “Impactante relato de muerte de niño en playa delfines”, a mi gusto algo macabro, pero asi fue, macabro como ver que la gente alrededor no ayudo a Alejandro Sanchez Flores, en salvar  los niños que se ahogaban, el pudo rescatar a uno, pero el otro desgraciadamente murio. Habia una moto acuatica, (sin llaves segun) y un “heroico” bombero que le tuvo miedo al mar. ¿Y los salvavidas?.

CANCUN, Q.Roo.-Alejandro Sánchez Flores aún tiene grabada en su mente la escena de dos niños pidiendo ayuda en Playa Delfines, en la zona hotelera de Cancún; la fecha: domingo 16 de mayo.

Al final la tragedia sobrevino, pues uno de ellos murió, aunque el otro sobrevivió gracias a que él, aun sin saber nadar bien ni tener nociones de rescate acuático, logró sacar del mar a Brandon Omar. Dice que no se considera un héroe porque “lo habría hecho por cualquier persona” cuya vida estuviera en riesgo.

“Era como si el tiempo avanzara lentamente”, empieza Sánchez Flores su relato. Estaba cansado porque la noche del viernes 14 y madrugada del 15 había estado conviviendo con su tía y su prima, a las que vino a visitar desde Estados Unidos. Recordaban a la familia, anécdotas, cualquier cosa que se les viniera a la mente.

Trascurrieron las horas. Cerca de las 6 de la mañana se acostó sobre la arena para recuperar un poco las energías. Estaba cansado. Unos 15 minutos después llegó su tía desesperada: “¡M’ijo, se están ahogando unos niños!”.

Su reacción fue inmediata: se quitó la playera, cartera, celular, llaves, chanclas, y sin pensarlo dos veces corrió al lugar donde se ahogaban los dos menores de edad.

De esa tragedia informamos el domingo 16 de este mes, aunque consignamos las versiones de policías que dijeron que fueron tres los menores involucrados en el incidente y que unos familiares de los niños sacaron del agua a dos de ellos. Alejandro Sánchez afirma que además de él nadie rescató a otro menor, y que escuchó versiones de que eran tres los que se ahogaban, pero nunca vio al tercero.

Sánchez Flores es originario del Distrito Federal, pero radica desde hace 15 años en Carolina del Sur, Estados Unidos. Por su “spanglish” ya se le olvidan algunas palabras en español. Hace el comentario: “Disculpa ‘men’, sólo te entiendo en inglés y algunas cosas en español”.

“La verdad ‘men’ estaba muy bravo el mar. No sé nadar bien, apenas sí floto”, señala.

Por eso, lo primero que hizo fue acercarse a un sujeto que estaba a unos 100 metros junto a unas motos acuáticas, “unos jetski”.

“La verdad estoy bien indignado, ‘men’. No puede ser que la gente no se una para ayudar a otras personas. Nadie hacía nada por salvar a los menores”, añade.

El señor de las motos le dijo: “¡No tengo las llaves!”. Regresó entonces corriendo al área donde estaban los pequeños. En ese momento un bombero estaba bajando la pendiente de arena de la playa.

“Pobre amigo, se veía medio gordito, a duras penas podía ponerse las aletas (de natación) en los pies”, recuerda Alejandro, quien tuvo que ayudarle a colocárselas.

Observó que el bombero dudaba en meterse al agua. Pero su desconcierto fue mayor cuando lo vio salir argumentando que “está muy picado el mar”.

Entonces le quitó al bombero la boya de flotación que llevaba y con ella se metió al embravecido mar. Escuchaba el grito de “¡auxilio, auxilio!”. A lo lejos veía al muchacho, que después supo se llamaba Brandon Omar, luchando por su vida.

Sin saber cómo rescatar a una persona, llegó hasta donde se encontraba el niño de 12 años.

“Tienes que patalear”, le dijo al muchacho. “‘¿Y la ayuda?’, me preguntó. “Lo siento pero no hay nadie más y tienes que luchar para salir”, le contesté.

Fue así como poco a poco lo sacó del agua. Lograron llegar a la orilla y ahí se derrumbó. “‘Men’, nunca me había sentido tan cansado, las piernas me dolían, se me doblaban del esfuerzo”, recuerda.

A Brandon se lo llevaron a una ambulancia, donde le dieron oxígeno. Sánchez afirma que no lo trasladaron a ningún hospital como se publicó primeramente.

“Me siento mal ‘men’ porque nadie se metió a ayudar a los niños. La verdad como 45 minutos estuvo en el agua Brandon; su primo ya estaba ahogado desde hacía rato”.

Dice que sintió coraje e impotencia porque los policías que estaban en una patrulla sobre el bulevar Kukulcán nunca hicieron nada. “No se ensuciaron sus lindos uniformes”.

“No sé si tienen o no cursos de salvamento, pero si los tienen y no hicieron nada, está muy grave, y si no los tienen, también”, expresa Sánchez Flores.

Alejandro llegó con la ilusión de pasar unas vacaciones agradables al lado de su familia, pero lo que se lleva es una experiencia triste, que jamás podrá borrar de su mente.

Fuente: Sipse

¡Participa!

comentarios

Share

2 Comments

  1. lex Reply

    y estas son las autoridades que nos cuidan en Cancun??? no era para esperarse menos de ellos.

    Es increible, cada vez me desilusiono más de esta bonita ciudad, de su gente… tal vez tendría que generalizar y pensar que es “igual” en todos lados… pero hasta que no le toca algo asi a uno mismo y nos quejamos de por qué nadie nos ayuda???… ahi es cuando te cae el veinte…. por qué no has ayudado tu?

    muy mal, cada vez estamos más en el hoyo!!! bravo cancunenses!! bravo mexicanos!!! cada vez lo hacemos mejor siendo más y más un asco de humanos!!!

    pesimo por los cancunenses, mis felicitaciones al chilango gringo que tuvo el corazón, valor y sentido por la vida para actuar así….. y a la familia del chavito que pereció…. mis condolencias,,,, pero que demonios hacían a las 6 de la mañana nadando sólos??? y sus familiares?? andaban ahí??? … mejor ya no digo nada….

  2. ANTONIODURAN Reply

    yo conozco al wey al que le pidieron la moto acuatica, y SIII TENIA LAS LLAVES!!! ES INCREIBLE, POCA MADRE PERDON POR LA EXPRESION, PERO SERA QUE YA NO NOS IMPORTAN LOS DEMAS¿

    GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *