¿Quién retiene en prisión a Free Bronkhorst?

YouTube Preview Image

De su primer agresor, Adolfo Montiel Franco, poco o nada se sabe. El adolescente que se unió al ataque, Iván Ferrat, sigue bajo tratamiento; los sujetos que en Cancún intentaron secuestrar y matar a su madre Ana Fernández Villaplana salieron libres bajo fianza. Y él, Free Bronkhorst, un joven holandés quien al defenderse lastimó a uno de sus agresores, familiar de un diputado del Partido Verde en Quintana Roo, sigue en prisión, víctima de un proceso lento y viciado de origen.

El expediente de la historia, su historia, logró ser entregado por Fernández Villaplana a la jefa de cancillería de la embajada de España en México, Alicia Buenrostro, y al embajador de este país en España, Jorge Zermeño Infante, durante el encuentro que el presidente Felipe Calderón tuvo recientemente con representantes de la Unión Europea, en Cantabria.

La madre de Free, en entrevista con EL UNIVERSAL, narró que durante la reunión de dos horas con los diplomáticos, les informó sobre los pormenores del proceso. “Ella se comprometió a darle seguimiento. El embajador se mostró sumamente interesado, prometió seguir el caso muy de cerca y ofreció su colaboración personal para conseguir una rápida liberación de Free, quien fue atacado a golpes a la salida de un bar en Cancún la madrugada del 11 de octubre.

“En esa misma charla, se acordó entregar una carta a Alicia Buenrostro con copia al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, dirigidas al presidente mexicano Felipe Calderón, y que ambos se comprometerían a entregárselas personalmente, visto el poquísimo tiempo del que disponía el presidente en esta apretada agenda”, detalló Fernández Villaplana.

En Santillana del Mar se concretó la entrega de esa carta al presidente de Cantabria, y a la jefa de cancillería de la embajada de México en España, y les fue presentada la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Lourdes Aranda Bezaury, quien les dijo conocer el caso.

Las protestas por toda Europa

El encuentro con los diplomáticos detuvo la manifestación convocada por familiares y amigos de Bronkhorst durante la visita de Calderón a tierras españolas.

Aquella hubiera sido una más de las varias protestas pacíficas realizadas en diferentes ciudades de Europa, desde que el joven está preso en la cárcel de Cancún, en octubre pasado. Para el 11 de diciembre se habían realizado seis actos para exigir la liberación del joven. La sexta ocurrió en Florencia, Italia, frente al consulado mexicano. Los familiares entregaron al cónsul honorario, Cosimo Di Nocera, una carta pidiéndole que interviniera.

El 1 de enero, en Bruselas, la familia y los amigos del joven efectuaron otra protesta. La condena fue hacia el Partido Verde mexicano por parte del Partido Verde de Europa, “por no castigar a su líder local Ferrat Mancera, por sus mentiras e influencias políticas en un caso criminal, con el objetivo de politizar la justicia”.

Ocho días después hubo un acto frente al Museo Du quai Branly en París, aprovechando la exposición “Teotihuacán, Ciudad de los Dioses”, en donde se reclamó la liberación del holandés y se entregaron folletos con la explicación del caso. A finales de enero se suscitó otra protesta, durante la celebración de la Feria de Turismo (Fitur), efectuada en Madrid, en donde la delegación de Quintana Roo suele ser nutrida.

En febrero, desde Amsterdam, Holanda, salió un convoy con destino a Sudáfrica, sede de la Copa Mundial de futbol. El vehículo va lleno de estampas con la imagen de Free y consignas que piden sea liberado.

El organizador es el padre de Free, Marteen Bronkshorst, quien el 9 de mayo lo visitó en la cárcel de Cancún, con mariachis, para infundirle ánimo.

“Un malfrat (gánster, malhechor, en francés) en el camino, me enseñó que mi destino, era pagar y pagar. Pagar y pagar, pagar y pagar. También me dijo un compañero que hay que penar primero, para después triunfar.

“Con dinero y sin dinero, hago siempre lo que quiero, y la cárcel no es para mí; no tenia móvil ni culpa, ni juez que me comprenda, pero sigo siendo Free”, le cantaron al holandés, en una versión de la canción de El Rey, adaptada a su caso.

El movimiento por internet

Los padres y amigos de Free han intentado toda clase de estrategias para llamar la atención de los medios y de las autoridades locales, nacionales e internacionales. En la página www.freeingfree.net se consignan pormenores de lo sucedido la “noche trágica” de octubre, en los pasillos de Plaza Península, en Cancún.

En una carta pública, dirigida a Calderón Hinojosa, se informa que la historia de ese joven se suma a casos de turistas extorsionados y despojados en centros vacacionales del territorio nacional.

En el texto informan al titular del Ejecutivo federal que existe un video que prueba que Iván Ferrat Mancera, hermano del dirigente estatal del PVEM, Alain Ferrat, y José Adolfo Montiel Franco, hijo de Juan José Montiel, ex director de Tránsito municipal y ex asesor en materia de Seguridad Pública del alcalde con licencia Gregorio Sánchez, fueron los atacantes.

Pruebas e intento de secuestro

Ana Fernández Villaplana, “la madre coraje”, como ha sido bautizada por algunos periódicos españoles, confirmó que el motivo por el que llegó a Cancún en noviembre de 2009 fue la ineficacia de los abogados que seguían el caso de su hijo, quienes le ocultaron la existencia del video grabado por la cámara de la plaza en cuyos pasillos se registró la pelea.

Cuando ella ubicó las pruebas y comenzó las denuncias en periódicos locales, unos sujetos la subieron a un vehículo. Le repetían: “Te vamos a matar”.

El plagio y el posible intento de homicidio fue truncado por elementos de Seguridad Pública de Cancún. Los sujetos fueron encarcelados y declararían tiempo después que fueron contratados para secuestrar a la mujer y que la operación se planeó desde el Centro de Readaptación Social (Cereso), de Chetumal.

A partir de entonces, el caso —hasta ese momento casi desconocido— dio un vuelco, al ubicarse las conexiones con el diputado local y el ex director de Tránsito.

En ese video se observa cómo el primero en atacar a Free fue Adolfo Montiel, quien lo empuja en dos ocasiones, luego se le une Iván Ferrat; la cámara capta cómo lo someten a patadas, ya en el piso; el acompañante de Bronkhorst le quita de encima a Montiel; Ferrat Mancera lo sigue pateando, el otro manotea.

Por el ángulo de la videocámara de seguridad, salen de cuadro, pero un par de testigos, empleados de los bares del lugar, declararon ante el Juzgado Tercero de lo Penal que Ferrat Mancera tropezó con un escalón pequeño ubicado en la zona de la gresca, perdió el equilibrio y se golpeó fuertemente en la cabeza.

La versión de la familia Ferrat es distinta. Alain Ferrat se ha deslindado del caso y del presunto tráfico de influencias para sepultar en la cárcel al agresor de su hermano, a quien defiende.

Adolfo Montiel sigue sin presentarse a las diligencias para ampliar su declaración, lo cual ha retrasado el juicio.

El juez Tercero de lo Penal, Manuel Echeverría Tun, desdeñó el video como prueba, al restarle contundencia.

En enero Free se quedó sin abogado. Extrañamente, Gerardo Solís también fue víctima de secuestro. Denunció el hecho, pero luego se retiró del caso.

Decidieron contratar un nuevo abogado y, recientemente, aprovechar la visita de Calderón a España.

Adriana Varillas (El Universal)

¡Participa!

comentarios

Share

One Comment

  1. Indignada Reply

    Estoy indignada por estos hechos. Hasta vergüenza da como mexicana que abusos de este tipo sigan permitiendose en nuestro país. Por un lado está el hecho que por una pelea que duró muy poco uno termine en la carcel tanto tiempo (9 meses ya), que encima haya sido por defenderse y que además los muy prepotentes, por tener familiares políticos, lo hayan metido en la carcel. Pero lo peor de lo peor es que estos mismos políticos y gente que representa a nuestras autoridades se presten a este tipo de abusos. Y el Juez que descarta este video como prueba, ¿qué me dicen de él? Lo que todos estamos viendo. Este juez debería de ser destuido de su puesto ya que se está burlando de las leyes y es complice de un acto de corrupción. Es complice de un acto ilegal. Debería de ser juzgado por eso. Al igual que las personas que han metido a la carcel a Free. Vaya paradoja la de su nombre, Free (Libre) en la carcel. Es una verguenza este caso y nos pone muy mal ante la opinion Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *