Potomania, cuando beber agua en exceso es mortal

Potomania 

Desde niños se nos enseña que el agua es el elemento más abundante en la naturaleza. Asimismo, se sabe que en los seres humanos representa más de la mitad del peso corporal de una persona adulta. Por ejemplo, un hombre de 70 kilos posee aproximadamente 40 litros de agua, distribuidos en los fluidos corporales, tales como el plasma o la sangre.

Los médicos especialistas en nutrición y endocrinólogos coinciden en la importancia de beber al menos un litro y medio de agua a diario, porque de esta manera se consigue el equilibrio en el volumen y concentración salina de la sangre. Pero hay personas que literalmente “se toman” esta indicación de manea exagerada: los potomaníacos

Al acto en sí, hay que agregar la sensación placentera que provoca en el individuo. Con 6 ó 7 litros diarios, las personas recién se sienten satisfechas. Por esto, es importante marcar el límite y tener clara la diferencia entre un consumo saludable de agua y la obsesión.

Entre los daños más perjudiciales para la salud, se encuentra la alteración en el funcionamiento de los riñones (encargados de regular los excesos de líquido a través de la orina), de la sangre y el equilibrio de los fluidos internos. Una de las situaciones más difíciles de revertir es cuando la sangre presenta niveles muy bajos de sodio en la sangre (hiponatremia).Cuando el individuo presenta hiponatremia, el funcionamiento del cerebro se ve seriamente comprometido. Además, se altera el metabolismo y pueden atrofiarse los músculos o los órganos internos. Producto de esto, es común la presencia de náuseas, dolores de cabeza muy intensos o letargia. Los casos más graves terminan en convulsiones, una parálisis o, incluso, la muerte.

¿Cuando tomar agua?
* Para asegurar un equilibrio en el agua del cuerpo, se aconseja tomar uno o un litro y medio de agua al día. Hay que hidratarse en pequeñas dosis, todos los días.
* Al despertar: en ayunas, el agua realiza un drenaje de las vías digestivas y urinarias.

* Entre las comidas: dinamiza las células, moderar el hambre y las ganas de fumar.

* Con las comidas: demasiada agua en la comida impide una digestión normal.

* Después de practicar deportes: para la recuperación muscular y evitar calambres.

* Durante el embarazo: ya que el trabajo de eliminación de agua se duplica.

* Para amamantar: la producción de leche requiere mucha agua.

* En caso de fiebre: para compensar las pérdidas por la transpiración * En verano: para evitar deshidrataciones, producto de las altas temperaturas.

Via: LaCuarta

Chequen tambien esta noticia:

Una mujer murio despues de un concurso en el que el ganador era quien tomara mas agua, pero se gano un Wii

¡Participa!

comentarios

Share

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *