Paradigmas imaginarios…

 

Una amiga me envio este texto por email, se los comparto porque nos hace reconocer cuantas veces por un pequeño obstaculo en nuestra vida retrocedemos o nos rendimos y dejamos de intentar las cosas, cuando deberiamos abrir nuestra mente y detenernos a observar el panorama para solventar ese obstaculo que nos detiene…

Un sabio, decía que nuestra forma de pensar se congela y nos quedamos recorriendo siempre los mismos caminos, pues la mente se fija a las cosas que pensamos. Hoy en día este fenómeno se conoce como “paradigma”.

Imaginemos que vamos en bicicleta por una carretera: el aire fresco golpeándonos el rostro; los árboles, las nubes, la naturaleza, las aves, los montes lejanos…

Imaginemos que de pronto vemos una gran piedra en medio del camino.Si fijamos toda nuestra atención en la piedra -es decir, en el obstáculo-, por más que sólo ocupe un breve espacio en la carretera, terminaremos chocándonos con ella.

Pensemos cuántas veces descubrimos un obstáculo en la vía y, al asumirlo como si fuera lo único, hacemos desaparecer todas las demás opciones (los árboles, las nubes, el resto del camino), dirigiéndonos irremediablemente hacia él, hacia la piedra.

No permitamos hoy que los obstáculos desvien nuestra atención y nos hagan creer que ya no hay salida, siempre hay oportunidades que vienen con ellos.

Cortesia de: Claudia

¡Participa!

comentarios

Share

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *