Nuevo Cancun "pero bien hecho" en Jalisco

Guadalajara.- “Vamos a hacer un nuevo Cancún, pero bien hecho”, se ufanó ayer el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, al anunciar un megaproyecto turístico en Tomatlán, litoral del Pacífico, en las inmediaciones del estero protegido de Chalacatepec, financiado por el Instituto de Pensiones del Estado y el desarrollador privado Rasaland (RLD), con el aval del Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur).

Son 1,200 hectáreas, superficie similar a la zona hotelera del destino caribeño, pero con un plan maestro que se limitará a turismo de baja densidad, aseguró el mandatario estatal, durante el anuncio formal del proyecto, ayer en la sede de la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara.

El Instituto de Pensiones del Estado, en su primera inversión tras su polémica creación en noviembre de 2009, aporta inicialmente 89 millones de dólares, mientras que RLD lo hace con 94 millones. A largo plazo, serán 1,300 millones de dólares y, sobre todo, 2,100 empleos directos y 6,100 indirectos, como lo mandan los jaliscienses, subrayó González Márquez.

Pero, a fin de cuentas, esa planeación ambiental a que aludió el gobernador del estado hace imposible que en la costa de Jalisco se haga un Cancún, más allá de la similitud que tenga con la superficie. No, si se respetan las leyes y ordenamientos vigentes, aclaró a Público el director del departamento de zonas costeras de la Universidad de Guadalajara y consultor del recién aprobado ordenamiento ecológico de Tomatlán, Francisco de Asís Silva Bátiz.

“Hay que aclarar que Cancún tiene 48 mil cuartos y en esta zona no se podrían alojar más de trece mil; la densidad por hectárea va de cuatro a trece cuartos […] se midió la capacidad de carga en cada UGA [unidad de gestión ambiental] de todo el municipio de Tomatlán y, sumadas, no pueden contener más de 29 mil cuartos”, puso en relieve el investigador universitario.

Sí puede haber campos de golf, pero solamente en zonas agrícolas y nunca con cambio de uso de suelo forestal. La zona de vivienda debe restringir el daño a selva baja caducifolia —no más de 15 por ciento de su extensión en el litoral— y deben permanecer intocados los manglares y los manchones de selva mediana. Las marinas no están permitidas en el cuerpo de agua, sólo sobre la playa, y de forma artificial.

“En realidad es un proyecto que puede llevarse 50 años; será gradual y la velocidad de crecimiento dependerá de que se cuente con la infraestructura adecuada y que, en el caso de la población, que aumentará para proveer de mano de obra, el ayuntamiento tenga realmente la capacidad de proveer los servicios […] ya está en antesala el plan de desarrollo urbano de los centros de población, justo para dejar asentado eso”, añadió Silva Bátiz.

Finalmente, en el tema del agua, no se explotarán mantos subterráneos, pero se traería de la presa Cajón de Peña —hay proyectos de nuevos canales para irrigación que servirían para proveerla previa potabilización— o bien, del río San Nicolás, el más caudaloso de la costa de Jalisco.

El proyecto arrancó oficialmente ayer, ya con la totalidad de los predios adquiridos al ejido José María Morelos. En los siguientes años, se hará la infraestructura para una primera etapa, de poco más de 450 hectáreas, para lo cual se requieren poco más de 27 millones de dólares. Los terrenos costaron 157 millones de dólares.

Aunque González Márquez minimizó el problema del impacto ambiental, la zona colinda al norte con el santuario tortuguero de Mismaloya y al sur con la reserva de la biosfera Chamela-Cuixmala. Pero advirtió: “Este proyecto estará vinculado también al entorno, porque ya no es aceptable [erigir] desarrollos que vengan a depredar el entorno para beneficio solamente de alguna construcción; por eso Costalegre no estará al nivel de Cancún, estará por encima de Cancún…”.

En el fideicomiso creado para el proyecto, el Instituto de Pensiones participa con 48.5 por ciento de la sociedad y su contraparte privada, con 51.5 por ciento.

El presidente del consejo de administración de RLD, Allen Sanguines Krauze, dijo que detonará el plan de desarrollo porque el gobierno estatal realiza ahora obras de infraestructura como el nuevo aeropuerto, anexo a Chalacatepec; la ampliación de la carretera federal 200 entre Puerto Vallarta y El Tuito, la construcción del segundo túnel del libramiento de Puerto Vallarta, y la conclusión de la carretera Purificación-Chamela.

Rasaland es un fondo de inversión que actualmente trabaja con proyectos turísticos en Baja California, Nayarit y Jalisco. “Cuenta con el apoyo de 40 profesionales y expertos en diversas ramas, está asociado con las firmas internacionales Goldman Sachs y el fondo de Inversión Texas Pacific Group-Axon”, según informó el gobierno del estado en un comunicado.

Sea Cancún o no, para el alcalde de la localidad, Juventino Sahagún Virgen, llegó la hora del desarrollo.

Más datos

El recurso que compromete el Instituto de Pensiones de Jalisco para el megadesarrollo de Chalacatepec es 6 por ciento del valor real de los activos de la institución pública.

Entre las ventajas que destacan los desarrolladores, está la cercanía del aeropuerto de Costalegre, que tiene comprometido el gobierno para este año en terrenos adquiridos al ejido José María Morelos, y la ampliación de las carreteras de la zona, lo que facilitará el acceso de visitantes.

Se trata de una región de alta diversidad biológica, sobre todo con endemismos (especies exclusivas en el ámbito mundial) que deben ser protegidos al realizarse las intervenciones humanas, según la UdeG y la UNAM.

El Fondo Nacional para el Desarrollo Turístico (Fonatur) se compromete a certificar la calidad del desarrollo turístico para evitar daños sociales y ambientales.

Nota de: Milenio

¡Participa!

comentarios

You may also like...

2 Responses

  1. Carlos says:

    Le van a dar en la madre a todo eso, que lastima……

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>