Logran por fin cobrar impuestos al Aeropuerto de Cancún

By | mayo 23, 2011

Cancún.- Después de que la secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal declaró que el grupo Aeropuertos del Sureste (Asur) debe pagar su impuesto predial al municipio de Benito Juárez, el alcalde Julián Ricalde Magaña logró que por primera vez, después de cuarenta años en operación el Aeropuerto se comprometiera a cubrir sus impuestos.

Antes pasaron más de diez administraciones municipales que trataron infructuosamente de que la terminal pagara sus cuotas prediales; a partir de la inauguración de la terminal en la década de los setentas, la paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (Asa) nunca aceptó abordar el tema.

Asur recibió las instalaciones como concesionaria y responsable de las operaciones, a principios de los años noventa y tampoco se interesó en cumplir con el pago de impuestos a la ciudad en la que opera, pese a que se trata del segundo aeropuerto más importante después del de la ciudad de México, con un promedio de más de un millón de usuarios al mes.

Cuando las administraciones de Juan Ignacio García Zalvidea, en 2002 y Gregorio Sánchez en 2008, trataron de cobrarlos, el Grupo Asur, recurrió a un amparo federal para evadir el pago del impuesto.

En su campaña como candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, se comprometió el año pasado a lograr que Asur cumpliera su responsabilidad con la comuna.

Hace unos meses, Asur exhibió nuevamente su amparo; el edil criticó que recurriera a argucias legales para evadir impuestos y señaló que en el Aeropuerto no solo funciona la terminal aérea, sino cientos de negocios complementarios, especialmente la publicidad, cuyos ingresos no son reportados a ninguna instancia de gobierno.

Señaló que Asur tampoco paga los servicios de recolección de basura y amenazó con dejar a la terminal fuera de este servicio municipal, “Asur tiene una obligación social con la población”, señaló Julián Ricalde.

Listos ambos para un nuevo debate, el delegado federal de Comunicaciones y Transportes, Miguel Ángel Núñez Pérez Gavilán, declaró la semana pasada que “es responsabilidad de Asur, pagar impuesto predial, como concesionaria del Aeropuerto” y anunció que esa secretaría estaría atenta a requerimientos del Ayuntamiento sobre el caso.

Finalmente ayer el alcalde Julián Ricalde anunció que Asur se comprometió a cumplir su obligación y el municipio dividió el cobro del predial y de recolección de basura al aeropuerto, para llegar a una solución “amistosa”.

Dijo que Asur ofreció participar inicialmente en la construcción de una escuela preparatoria en el municipio y una escuadra vial para aliviar el tráfico en bulevar Colosio, aunque aclaró que hay un proceso para establecer el pago del impuesto, que es una responsabilidad social de la empresa que obtiene millonarias utilidades, en beneficio de la ciudad de Cancun en la que opera. (MILENIO)

El Monopolio del Aeropuerto de Cancun

¡Participa!

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *