Las Actas Administrativas Parte II

Esta es la segunda parte del artículo El Terrorismo laboral y las dichosas Actas Administrativas :

Muy bien amigos lectores, sin información la gente tiende a especular y peor aún el trabajador ignorante de las funciones de la empresa y su administración llega a ser víctima del terrorismo laboral creado a su vez por un patrón ventajoso y alimentado en la falta de información que mencionabamos, debemos agregar -porque es importante- que muchas veces el empleador cree  que las medidas que toma en contra del trabajador y a veces como viles represalias, son correctas, ignorante del Derecho, llega a creer que las ejerce con apego a éste.

Las Actas Administrativas no son:

  • Actas
  • Sanciones
  • Castigos
  • Una advertencia de Despido
  • Documentos con validez jurídica autónomos
  • Descuentos de salario
  • Formalidades Contempladas en la Ley Federal del Trabajo
  • El inicio del procedimiento de despido legalmente
  • Un seguro de protección para el empleador en caso de despido justificado o injustificado
  • Motivo de despido
  • Recurso legal para mantener sometido o al trabajador

Las Actas Aministrativas son:

Entre muchas de sus utilidades en el control de los recursos tanto técnicos como humanos de una empresa son medios para mantener un registro de la actividad productiva o administrativa de una empresa o establecimiento, así podemos encontrar que una fábrica,en un hotel, o pizzeria, alguno de los encargados superiores podría levantar un “acta administrativa” con el motivo de que se fué la luz y se supendieron las labores durante ese lapso, otro ejemplo puede ser un memorandum en donde se avise a los empleados las nuevas disposiciones de higiene o el nuevo horario de trabajo, -en estos ejemplos , una copia o el original de esa acta va a ir a parar a los registros de control de productividad de la empresa.

Siempre irán firmadas por el encargado reponsable de su elaboración, control y seguimiento. Para los efectos de Acta Administrativa levantada a un trabajador ésta funciona como:

  • Un reporte parecido a los que se les levantan a los alumnos en la secundaria
  • Una llamada de atención
  • Un acto de presión para que éste se vea obligado a renunciar
  • Un acto de hostigamiento laboral
  • Un registro dentro del expediente del empleado para conocer su desempeño asi como sus deficiencias
  • Un registro de un hecho de incumplimiento de sus obligaciones laborales
  • antecedentes para la evaluación y posible ascención de puesto
  • Acto de intimidación, sometimiento
  • Terrorismo Laboral
  • Abuso
  • Acoso
  • etc.

Principios comunes o acostumbrados en el manejo de las Actas Adminstrativas.

Ya dijimos la finalidad básica que pretenden las actas levantadas a trabajadores por el patrón, o por algún gerente o supervisor, sin embargo falta mencionar y puntualizar que el abuso en la elaboración de actas administrativas las ha convertido en el medio preferido de los patrones para mantener a raya a los trabajadores,

Dijimos también que para que ésto surta efecto, mucho sirve de ayuda el desconocimiento o las creencias infundadas del trabajador para la retroalimenación del proceso costumbrista establecido en “la política” de las empresas.

Comúnmente las actas administrativas levantadas por imcumplimiento de las obligaciones laborales deberían estar limitadas por lo establecido en los artículos 134 , 135 y sus fracciones en La Ley Federal del Trabajo , sin embargo ya he dicho que dentro del abuso y el terrorismo laboral, muchas veces se amenaza o se cumple con la elaboración de actas arbitrarias, sin valor legal, discrecionales, y hasta absurdas y ridículas, en pos de molestar al trabajador o presionarlo.

Sin embargo y regidos por la misma costumbre establecida de la que ya hablamos, las actas administrativas bien elaboradas podrían en un momento dado beneficiar al patrón, siempre y cuando se guíen por un método – que si bien no se encuentra establecido en la Ley debe ser un método que no implique contravenciones a lo previsto en las disposiciones legales-, -ya que es bien sabido que además del principio procesalista laboral y de justicia social de la suplencia de la queja en favor del trabajador-, Esto es que el empleador bien puede usar en su beneficio este artilugio de las actas, pero no hablaremos de eso porque este ensayo es dirigido al trabajador, el empleador que requiera mas información se puede poner en contacto con este autor, decíamos que el uso correcto, aunque no esté establecido en la legislación , es aquel que se circunscribe especificamente al imcumplimiento de las obligaciones del trabajador como lo marca las siguientes fracciones de los Artículos 134 y 135 de la Ley Federal del Trabajo:

Obligaciones de los trabajadores

Artículo 134.- Son obligaciones de los trabajadores:

I.- Cumplir las disposiciones de las normas de trabajo que les sean aplicables;
II.- Observar las medidas preventivas e higiénicas que acuerden las autoridades competentes y las
que indiquen los patrones para la seguridad y protección personal de los trabajadores;
III.- Desempeñar el servicio bajo la dirección del patrón o de su representante, a cuya autoridad
estarán subordinados en todo lo concerniente al trabajo;
IV.- Ejecutar el trabajo con la intensidad, cuidado y esmero apropiados y en la forma, tiempo y lugar convenidos;
V.-  Dar aviso inmediato al patrón, salvo caso fortuito o de fuerza mayor,  de las causas justificadas que le impidan concurrir a su trabajo;
VI.-  Restituir al patrón los materiales no usados y conservar en buen estado  los instrumentos y útiles que les haya dado para el trabajo, no siendo  responsables por el deterioro que origine el uso de estos objetos, ni  del ocasionado por caso fortuito, fuerza mayor, o por mala calidad o  defectuosa construcción;
VII.- Observar buenas costumbres durante el servicio;
VIII.- Prestar auxilios en cualquier tiempo que se necesiten, cuando por siniestro o riesgo inminente
peligren las personas o los intereses del patrón o de sus compañeros de trabajo;
IX.- Integrar los organismos que establece esta Ley;
X.- Someterse a los reconocimientos médicos previstos en el reglamento interior y demás normas
vigentes en la empresa o establecimiento, para comprobar que no padecen alguna incapacidad o
enfermedad de trabajo, contagiosa o incurable;
XI.  Poner en conocimiento del patrón las enfermedades contagiosas que  padezcan, tan pronto como tengan conocimiento de las mismas;
XII. Comunicar al patrón o a su representante las deficiencias que adviertan, a fin de evitar daños o
perjuicios a los intereses y vidas de sus compañeros de trabajo o de los patrones; y
XIII.  Guardar escrupulosamente los secretos técnicos, comerciales y de  fabricación de los productos a cuya elaboración concurran directa o  indirectamente, o de los cuales tengan conocimiento por razón del  trabajo que desempeñen, así como de los asuntos administrativos  reservados, cuya divulgación pueda causar perjuicios a la empresa.

Artículo 135.- Queda prohibido a los trabajadores:

I. Ejecutar cualquier acto que pueda poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros de
trabajo o la de terceras personas, así como la de los establecimientos o lugares en que el trabajo se
desempeñe;
II. Faltar al trabajo sin causa justificada o sin permiso del patrón;
III. Substraer de la empresa o establecimiento útiles de trabajo o materia prima o elaborada;
IV. Presentarse al trabajo en estado de embriaguez;
V. Presentarse al trabajo bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que exista
prescripción  médica. Antes de iniciar su servicio, el trabajador deberá poner el  hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita  por el médico;
VI. Portar armas de cualquier clase durante las horas de trabajo, salvo que la naturaleza de éste lo
exija. Se exceptúan de esta disposición las punzantes y punzo-cortantes que formen parte de las
herramientas o útiles propios del trabajo;
VII. Suspender las labores sin autorización del patrón;
VIII. Hacer colectas en el establecimiento o lugar de trabajo;
IX. Usar los útiles y herramientas suministrados por el patrón, para objeto distinto de aquél a que
están destinados; y
X. Hacer cualquier clase de propaganda en las horas de trabajo, dentro del establecimiento.

Así que ciudadanos trabajadores estas son las disposiciones que al ser violadas pueden llevarlos a merecer no solamente un reporte o un acta administrativa sino un despido.

Por reportes levantados por actos no enumerados en esta ley no deberían preocuparse mucho, sino mas bien actuar inmediatamente pues podríamos estar ante la presencia de actos de terror, intimidación, hostigamiento, acoso laboral o abuso.

CONTINUARÁ.

ESCRITO POR EL LIC. A. C.  L.

Derechos de Autor Reservados , si desea utilizar esta información Debe solicitarlo y Mencionar la Fuente y el autor al publicarlo.

[email protected]

¡Participa!

comentarios

You may also like...

1 Response

  1. luis arturo says:

    quisiera saber como puede beneficiar al empleador el uso de las actas administrativas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>