La Economía Explicada con Vacas

Posiblemente ya lo hayan visto en otros blogs o les habrá llegado en las famosas pero menos frecuentes cadenas de correo electrónico, lo acabo de encontrar nuevamente y me parecio oportuno para la gente que no lo haya leído publicarlo:

Socialismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te obliga a darle 1 a tu vecino.

Comunismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te las quita y te da algo de leche.

Fascismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te las quita y te vende algo de leche.

Nazismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te las quita y te dispara en la cabeza.

Burocracia: Tú tienes 2 vacas. El estado te pierde una, ordeña la otra y luego tira la leche al suelo.

Capitalismo (tradicional): Tú tienes 2 vacas. Vendes una y te compras un toro. Haces más vacas. Vendes las vacas y ganas dinero.

Capitalismo (moderno): Tú tienes 2 vacas. Vendes 3 de tus vacas a tu empresa que cotiza en bolsa mediante letras de crédito abiertas por tu cuñado en el banco. Luego ejecutas un intercambio de participación de deuda con una oferta general asociada con lo que ya tienes las 4 vacas de vuelta, con exención de impuestos por 5 vacas. La leche que hacen tus 6 vacas es transferida mediante intermediario a una empresa con sede en las Islas Cayman que vuelve a vender los derechos de las 7 vacas a tu compañía. El informe anual afirma que tu tienes 8 vacas con opción a una más. Coges tus 9 vacas y las cortas en trocitos. Luego vendes a la gente tus 10 vacas trozeadas. Curiosamente durante todo el proceso nadie parece darse cuenta que, en realidad, tú sólo tienes 2 vacas.

Economía japonesa: Tú tienes 2 vacas. Las rediseñas a escala 1:10 y que te produzcan el doble de leche. Pero no te haces rico. Luego ruedas todo el proceso en dibujos animados. Los llamas ‘Vakimon’ eincomprensiblemente, te haces millonario.

Economía alemana: Tú tienes 2 vacas. Mediante un proceso de reingeniería consigues que vivan 100 años, coman una vez al mes y se ordeñen solas. Nadie cree que tenga ningún mérito.

Economía rusa: Tú tienes 2 vacas. Cuentas y tienes 5 vacas. Vuelves a contar y te salen 257 vacas Vuelves a contar y te salen 3 vacas. Dejas de contar vacas y abres otra botella de vodka.

Economía china: Tú tienes 2 vacas. Tienes a 300 tíos ordeñándolas. Explicas al mundo tu increíble ratio de productividad lechera. Disparas a un periodista que se dispone a contar la verdad.

Economía iraquí: Tú no tienes vacas. Nadie cree que no tengas vacas, te bombardean y te invaden el país. Tú sigues sin tener vacas.

Economía suiza: Hay 5.000.000.000 vacas. Es obvio que tienen dueño pero nadie parece saber quién es.

Economía francesa: Tú tienes 2 vacas. Entonces te declaras en huelga, organizas una revuelta violenta y cortas todas las carreteras del país, porque tú lo que quieres son 3 vacas.

Economía neozelandesa: Tú tienes 2 vacas. La de la izquierda te parece cada día más atractiva.

Economía española: Tú tienes 2 vacas, pero no tienes ni idea de donde están. Pero como ya es viernes, te bajas a desayunar al bar que tienen el “Marca“. Si acaso, ya te pondrás a buscarlas el miércoles después del puente de San Aniceto.

Economía estadounidense: Tú tienes 2 vacas. Llega un tornado y se las lleva. Culpas a los iraquíes por enviar el tornado y matas a Osama Bin Laden… de nuevo.

Capitalismo Mexicano: Tú tienes 2 vacas. La Junta de Coordinación Política del Congreso decreta que una será para el PRI y otra para el PAN, mientras que el PRD ya ha tomado el zócalo para exigir la re-repartición “vaca por vaca”; por su parte el Presidente dice que “habrá vaca para rato” mientras la oposición dice que “estaríamos mejor con oootra vaca que se llama Obrador”; Televisa dice que el país se mantiene con 2 vacas, mientras TV Azteca insiste en que la nación entera debe desconfiar de las vacas y hasta de su leche. La CTM dice que “mientras haya vaca habrá sindicato”, mientras que el SME dice que “con leche o sin leche exigen un aumento salarial”; los banqueros por su parte aseguran “que no habrá fuga de vacas y que la economía está suficientemente vacarizada”; sin embargo, el encanto nacional se rompe cuando sale el Ingeniero Carlos Slim a mostrarnos que ambas vacas son suyas, pero al día siguiente la OMS dice que las vacas mexicanas tienen AH1N1. Mientras tanto tu te preguntas: ¿… y mis vacas apa’?.

Las vacas siempre van a ser vacas, todo esta en como las administramos.

¡Participa!

comentarios

Share

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *