La cruel realidad de los Mexicanos

By | junio 7, 2010

Esto fue publicado en la columna del periodista Ricardo Alemán con fecha 16 de Mayo 2010 titulada “El Odio contra Diego” y decidí publicarla en mi Blog porque me identifico plenamente con el pensar y el sentir de quien la escribió. Define claramente el sentimiento de la gran mayoría de compatriotas que saben que la verdadera lacra de este país, son los políticos.

Pues no aparece, y yo creo que como diría Don Teofilito: NI APARECERA. Parece efectivamente mas un mensaje de la mafia al estilo de Jimmy Hoffa que ninguna otra cosa. Harán valer el principio basico,  EL TERROR;  El golpe más fuerte que le pueden dar a los politicos, es que el tal Diego nunca aparezca, ni vivo ni muerto.

Y muy merecido se lo tienen nuestros politicos, ¿No fue hace poco que hicieron su reunion del gabinete de seguridad con sus caras de “que preocupados estamos”, donde Martí exigió “Si no pueden renuncien”?

Y donde Marcelo con cara muy formal dijo ¡le agarro la palabra! Su famoso plan de resultados en 100 dias, ¿Que cambio? NADA!  Solo legislaciones cada vez más estúpidas para hostigar al ciudadano de a pie. O me van a decir que el registro de celulares, las tarjetas de circulación, y mil idioteces más que aguantamos cada dia por parte de nuestros explotadores (me rehuso a llamarlos gobernantes),  sirvieron de algo para evitar esto.

El dia de hoy Diego Fernández de Ceballos esta pasando, por lo que pasó Silvia Vargas, Fernando Martí, los jóvenes del News Divine, las muertas de Juárez, el ingeniero Belmar, los niños asesinados en el retén militar, los muchachos del tec y los cientos de miles de ciudadanos de a pie que han padecido secuestros express, extorsiones telefonicas, robos de autos y asesinatos por quitarles el celular o 50 pesos.

Y en todos lados veo la misma pregunta tarada y fuera de lugar:

“SI ESO LE PASO AL JEFE DIEGO, ¿QUE PODEMOS ESPERAR LOS CIUDADANOS COMUNES?

Para todos aquellos que escriben semejante estupidez: No es, “que podemos esperar los ciudadanos comunes”; Se trata de lo que por décadas HEMOS TENIDO QUE PADECER los ciudadanos comunes. Abusos del crimen organizado y de las autoridades; ineficacia y leyes estúpidas que ni ellos mismos respetan ni hacen respetar. Explicaciones cada dia más cínicas e imbéciles, desde declaraciones de “SON LOS MENOS”, hasta “SE AHOGO SOLITA CON SUS SABANAS”.

Los politicos estan espantados porque la alcantarilla de mierda que desatendieron por decadas, al fin reventó, y les acaba de manchar los zapatos. Así pues a la consternación de Vicente Fox, al fugitivo Felipe Calderón, al advenedizo de Marcelo Ebrard que ahora si “quiere ayudar”, les contesto lo que le diría al tal Jefe Diego. Cuando pudieron hacer algo por este cáncer que desde hace demasiado tiempo nos tiene ahogados en terror, no quisieron hacer nada, no se quejen de que ahora aplaudamos que ustedes vivan lo mismo.

Ahí esta la frase del peje en la primera marcha por la inseguridad “Son un monton de Pirrurris”, ó la frase de Marcelo Ebrard cuando una familia estaba pagando un rescate de un secuestro express en el angel mientras transcurria la segunda marcha por la inseguridad “Habra que ver si es cierto”, ó el comentario del gordito de bucareli “Son los menos”.

A todos ellos les deseo que pronto experimenten en carne propia lo que los ciudadanos, aquellos a quienes ustedes deben servir, hemos vivido por decadas. Y les digo, no esperen ninguna simpatía ni apoyo míos o de -creo yo- varios millones de mexicanos. Ustedes nos abandonaron primero; no esperen apoyo de parte de nosotros, y no se sorprendan de que tantos de nosotros estemos felices de que ¡por fin! esten empezando a vivir en carne propia aquello por lo que tantos de nosotros hemos pasado. Claro, si fuera uno de los suyos, sacan al ejercito a buscarlo, y mandan hasta aviones y helicopteros, pero si es un ciudadano comun: “Tiene que esperar 72 horas para poder hacer la denuncia, de seguro anda de parranda, no se apure”.

Asi pues a todos aquellos que estan preocupados por que el tal Diego no aparece, les contesto:

  • Espérense 72 horas para hacer su denuncia, ha de andar de parranda.
  • No importa es solo un pirrurris.
  • Habrá que ver si es cierto que desapareció.
  • Es de los menos.
  • De seguro se cayo debajo del asiento de la camioneta y se ahogo con los tapetes del carro.
  • Fue un ajuste entre Narcos.
  • Cayó en un fuego cruzado entre narcos y militares.

Hay que hacer un registro nacional de Tijeras, con huella digital, identificacion retinal y huella de ADN, como los 100 millones de mexicanos hemos hecho por decadas:

¡RASQUENSE CON SUS PROPIAS UÑAS!

Y esto fue publicado el día 16 de Mayo por el columnista: HITO ODIO CONTRA DIEGO

Todos los políticos en México son odiados porque se encuentran en un apartado muy lejano a todos nosotros, los ciudadanos de a pié. Ellos se encuentran muy lejos de todos nuestros problemas y nuestras desgracias.  Ellos se mueven en una esfera en donde no los toca la crisis, ni la inseguridad, ni las extorsiones, ni los secuestros, ni el crimen, ni las balaceras. Les vale un serenado pepino nuestra seguridad, nuestras broncas, el desempleo. A ellos les vale todo. Solo quieren de nosotros el dinero de nuestros impuestos. Se muestran inmunes a que la Sra. Wallace pida mayores penas para los secuestradores, les vale lo que pase con los padres de los niños muertos en el incendio de la guardería, no les importa en lo más mínimo el “si no pueden renuncien”, etc.

Lo que ellos necesitan es sufrir en carne propia lo que todos los demás sufrimos. Si a ellos les secuestraran y matáran a un hijo entonces comprenderían, si ellos sufrieran la muerte de un hijo a manos del ejército o en un incendio de una guardería donde reina la corrupción, entonces sí harían algo.

Por eso CELEBRO, si CELEBRO QUE HAYAN SECUESTRADO A UN POLITICO. OJALA Y LES PASEN MÁS COSAS PARA QUE COMPRENDAN Y VIVAN EN CARNE PROPIA LO QUE SUFRE EL PUEBLO Y POR FIN HAGAN ALGO. LOS POLÍTICOS SON LA VERDADERA LACRA DE ESTE PAIS.

Y pensar que la solución a todos estos problemas somos nosotros mismos, los ciudadanos.

Del blog de Fabricio

¡Participa!

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *