Feliz Dia del Padre 2008!!

By | junio 13, 2008

El texto de abajo lo tenia guardado en mi cuenta de hotmail desde hace un buen tiempo y me parece hoy un buen dia para publicarlo pues el domingo es dia del padre, tiene un mensaje que a mi me hizo reflexionar sobre las oportunidades que se nos presentan para ayudar a los demas y darles felicidad..

Independientemente de la religion o no religion que tengamos, espero les guste… ah!! y un saludo a todos los papas!! y a mi papa por su puesto!….

Felicidades viejo!! iremos al beisbol!!

En una cena de recaudación de fondos para una escuela que da servicios a los niños con algún tipo de impedimento o problema de aprendizaje, el padre de uno de ellos ofrecería un mensaje que ninguno de los asistentes olvidaría.

Luego de exaltar a la escuela y a su dedicado personal, hizo una pregunta: Todo lo que hace Dios, lo hace a la perfección . Sin embargo, mi hijo Hector no puede aprender de la misma manera que aprenden otros niños. No puede entender las cosas como otros niños.

¿Dónde está el plan de Dios reflejado en mi hijo? La audiencia se paralizó ante tal pregunta.

El padre continuó: Creo, contestó el propio padre, que cuando Dios trae al mundo a un hijo como Hector, la oportunidad para llevar a cabo el plan Divino se presenta por sí sola y viene en la forma en que la gente trata a ese niño .

Entonces, procedió a contar la siguiente historia:

Un día Hector y yo pasábamos por un parque donde jugaban pelota unos niños que Hector conocía. Este me preguntó, ¿papá: crees que me dejarán jugar?

Yo pensaba que los muchachos no querrían tenerlo en su equipo. Pero comprendí que si a mi hijo se le permitía jugar le daría un gran sentido de aceptación. Por eso decidí acercarme a uno de los muchachos en el campo de juego y le pregunté si podía permitir que Hector jugara.

El muchacho miró a su alrededor para orientarse con sus compañeros de equipo y no obtuvo respuesta. Entonces tomó el asunto en sus propias manos y me dijo “Estamos perdiendo por seis carreras y el juego está en la octava entrada. Creo que puede entrar al equipo y trataremos de ponerlo al bate en la novena.

Sin embargo al final de la octava entrada su equipo anotó varias carreras, pero todavia estaba perdiendo por tres. En la primera parte de la novena entrada, Hector se puso el guante y jugó en lo mas lejos del jardin izquierdo, a donde alguna pelota dificilmente llegaria, pero obviamente, este se sentía extasiado por tan solo estar en el terreno de juego, saludándome con una sonrisa de oreja a oreja que le respondía desde las gradas.

En la última parte de la novena entrada, el equipo de Hector anoto nuevamente. Ahora con dos “outs” y las bases llenas, la potencial carrera ganadora estaba precisamente en el bat de Hector.

¿Permitiría verdaderamente el equipo que Hector bateara en esta coyuntura y permitiría dejar pasar su oportunidad de ganar el juego?

Sorpresivamente le dieron el bate a Hector. Todos sabían que un “hit” era imposible porque Hector ni tan siquiera sabía cómo agarrar el bate de forma apropiada, mucho menos conectar con la bola. Sin embargo, Hector se paró en el plato, el “pitcher” se movió varios pasos y le lanzó suavemente la bola a Hector de manera que éste, por lo menos, hiciera contacto con la misma.

Llegó el “pitcheo” y Hector simplemente abanico la pelota… Nuevamente el pitcher” caminó unos pasos para lanzar suavemente la bola hacia Hector y este logró darle suavemente a la bola enviándola justo frente al “pitcher”.

Fácilmente el “pitcher” atrapó la pelota y pudo haberla lanzado al primer hombre en base. Hector quedaría afuera y eso hubiese terminado el juego.

Pero, en lugar de eso, el “pitcher” la lanzó por encima del primera base enviandola al jardín derecho, mucho más lejos del alcance del niño que cuidaba la primera.

Todos comenzaron a gritar, “Hector, corre a primera, corre a primera”. Nunca en su vida Hector habia intentado correr, sin embargo su cuerpo hacia el esfuerzo por llegar hasta donde todo mundo le gritaba y le apoyaba…

Cuando llego, todo el mundo gritó:”Corre a segunda, corre a segunda.” Para el momento en que Hector estaba rodando la primera base, el jardinero de derecha apenas recogia la pelota.

La pudo haber lanzado al hombre en segunda, pero el jardinero entendió las intenciones que había tenido el “pitcher, así que lanzó la bola alto y por encima de la cabeza del hombre en base. Hector corrió hacia la segunda base.

Cuando Hector logró llegar a segunda, el “shortstop” del equipo opuesto corrió hacia él y lo dirigió a tercera y le gritó: corre a tercera.” Según corría a tercera los muchachos de ambos equipos estaban gritando.Hector corre a “home”.

Hector corrió al “home”, llegó y fue victoreado como el héroe.”Ese día,” dijo el padre suavemente con lágrimas corriendo por su mejillas, “los muchachos de ambos equipos ayudaron a colocar un pedazo del Plan Divino en este mundo.”Nosotros tenemos decenas de oportunidades al día para ayudar a cumplir el plan de Dios o de la vida, segun como lo quieran ver…

Hector ya no vio el siguiente verano, pero desde ese juego durmio todas las noches con la satisfaccion de haber sido un heroe por haber ayudado a su equipo a ganar.

¡Participa!

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *