El Mensaje a Garcia

By | February 20, 2008

Hace mucho tiempo mi papa me regalo una carta… era un papel doblado en donde habia muchas letras y la verdad a simple vista me dio flojera leerlo.

Llegue a mi casa y casi lo iba a tirar cuando la curiosidad me hizo desdoblarlo y comenzar a leer…. “Mensaje a Garcia”…. Me gusto tanto que quise compartirlo en ese entonces esa carta con otras personas como lo hicieron conmigo.

Seguramente ese papel ya no existira pero habra cumplido su mision de haber sido leido quiza en mas de una ocasion.

El escrito fue elaborado a principios del Siglo XX (1899) por Elbert Hubbard, para un periodico de Estados Unidos a quien le faltaba rellenar un espacio en el periodico del dia siguiente, asi que se puso a escribir y lo termino de hacer en una hora.

En poco tiempo el escrito le dio la vuelta al mundo, fue repartido en ejercitos, empresas y Universidades. En 1913 ya existian 40 millones de copias y en casi todos los idiomas.

El escrito trata acerca del deber y la confianza que se nos da para lograr un objetivo sin importar los obstaculos por los cuales tengamos que pasar.

Tomense el tiempo de leerlo y si les gusto compartanlo con alguien mas… ;)

UN MENSAJE A GARCIA”

En La historia de la guerra cubana, hay un nombre que se destaca en mi memoria como Marte en Perihelio.

Al estallar la guerra entre Estados Unidos y España; eran indispensables comunicarse facilmente con el jefe de los revolucionarios de cuba. En esos momentos este jefe el general García estaba emboscando en las asperezas de las montañas; nadie sabia donde. Ninguna comunicación le podía llegar ni por telégrafo, y no obstante era preciso que el presidente de los Estados Unidos se comunicara con el. ¿Que hacer?

Alguien dijo al presidente: “Si es posible encontrar a García, conozco a un tal Rowan que lo hará”.

Buscaron a Rowan y se le entregó la carta para García.

Rowan tomo la carta y guardo en una bolsa impermeable sobre su pecho, cerca del corazon. Al cuarto día salto de la sencilla canoa que lo había conducido a la costa de Cuba, desapareció por entre los juncales y después de tres semanas se presento al otro lado de la isla, después de atravesar a pie un país hostil; y habiendo entregado a García el mensaje de que era portador.

No es el objeto de este artículo la narración detallada del episodio que he escrito a grandes rasgos; lo que quiero hacer notar es lo siguiente:

Alguien le dio a Rowan una carta para que se la entregara a García, y Rowan no pregunto: ¿A DONDE LO ENCUENTRO? ¡Santos cielos! he aquí a un hombre que debe ser inmortalizado en bronce y su estatua en todos los colegios del país.

No es erudición lo que necesita la juventud, ni enseñanza de tal o cual cosa sino la inculcación del amor al deber, la fidelidad a la confianza que se le deposita, el obrar con prontitud, el concentrar todas sus energías para…

Hacer bien lo que se tiene que hacer: “LLEVAR UN MENSAJE A GARCIA “

El general García ha muerto; mas quedan otros muchos García.

Todo hombre que ha tratado de llevar a cabo una empresa en la cual necesita la ayuda de muchos otros, se ha quedado azorado con frecuencias ante la estupidez de la generalidad los hombres, su incapacidad o falta de voluntad para concentrar sus facultades en una idea y ejecutarla.

Ayuda de pacota, craso descuido, execrable indiferencia a apatía por el cumplimiento de sus deberes, tal es y ha sido siempre la rutina; así ningún hombre sale avante, ni jamás se logra éxito alguno si no es que con amenazas o de cualquiera otra manera se obliga a sobornar a aquellos cuya ayuda se necesita.

¡Ah querido lector, haz tú la prueba!

Te supongo muy tranquilo sentado en tu despacho y a tu alrededor seis empleados dispuestos todos a servirte. Llama a uno de ellos y hazle este encargo: “Favor de buscar la enciclopedia y hacerme un breve memorando acerca de la vida de Corregio”.

¿Esperas que tu dependiente con toda calma te conteste;“ Si señor” y vaya tranquilamente a poner manos ala obra ?.

¡Por supuesto que no!, abrirá desmesuradamente los ojos, te mirará sorprendido y te dirigirá una o más de las siguientes preguntas:

¿Quien fue Corregio?
¿Cual enciclopedia?
¿En donde esta la enciclopedia?
¿Me corresponde eso a mí?
¿Usted quiere decir Bismarck, no es cierto?
¿No seria mejor que lo hiciera Carlos?
¿Ha muerto ya?
¿No seria mejor que la trajera el libro para que usted mismo lo buscara?
¿Para que quiere usted saber?

Apuesto diez contra uno, a que después de haber contestado a tales preguntas y explicado como hallar la información que deseas y para que la necesitas, tú dependiente se marchara confuso e ira a solicitar ayuda de sus compañeros para “encontrar a García” y re-gresará después para decirte que no existe tal nombre.
Puedo por excepción perder la apuesta, pero en la generalidad de los casos tengo muchas posibilidades de ganarla.

Si conoces la ineptitud de tus empleados, no te molestaras en explicarle a tu ayudante que Corregio se encuentra en la letra C y no en la K; te limitaras a sonreír, e iras a buscarlo tú mismo.

No parece si no que se hace indispensable el nudoso garrote, el temor de ser despedido el próximo sábado, para retener muchos empleados en sus puestos. Solicitase un taquígrafo, y de cada diez que ofrezcan sus servicios, nueve no sabrán escribir con ortografía y algu-nos de ellos consideran este conocimiento como secundario.

¿Podrá tal persona redactar una carta a García?

¿Ve usted ese tenedor de libros? Me decía el administrador de una fábrica.
“Si… ¿y que con el?”
“Es un gran contador, pero si le confió una misión, tal vez por casualidad la desempeñe con acierto, pero temo que en el camino se detenga en cada cantina que encuentre y cuando llegue a su destino, haya olvidado a que fue “.

¿Crees querido lector, que a tal hombre se le pueda confiar “UN MENSAJE A GARCIA”?

Últimamente ha sido excitada nuestra compasión por los enternecedores lamentos de los desheredados, esclavos del salario, que van en busca de empleo y esos ecos a menudo van acompañados de maldiciones para los que están “arriba”.

Nadie compadece al patrón que envejece antes de tiempo esforzándose en vano para con-seguir que el aprendiz chambón ejecute un trabajo bien; ni nos ocupamos del tiempo y paciencia que pierde en educar a sus empleados en sus quehaceres, empleados que flojean en cuanto vuelve la espalda.

En todo almacén o fábrica se encuentran muchos zánganos y el patrón se ve obligado a despedir a sus empleados todos los días, por su ineptitud para defender los intereses de la negociación; a estos siguen y seguirán muchos iguales. Este es invariablemente la historia que se repite en tiempo de abundancia; solo que cuanto, por efecto de las circunstancias escasea el trabajo, tendrá el jefe la oportunidad de escoger con mas cuidado, señalando la puerta de los ineptos y holgazanes.

Por interés propio, cada patrón procura conservar lo mejor que se encuentra; es decir, aquellos que puedan llevar UN MENSAJE A GARCIA.

Conozco a cierto individuo que se halla dotado de cualidades y aptitudes verdaderamente sorprendentes, pero que carece de la habilidad necesaria para manejar sus propios negocios, y es en absoluto inservible para los demás sufre la monomanía de que sus jefes lo tiranizan y tratan de oprimir.

No sabe dar órdenes, ni siquiera recibirlas. Si se le confía un MENSAJE A GARCIA, contestara probablemente: “Lléveselo usted mismo”.

En estos momentos, este individuo recorre las calles en busca de trabajo, sin más abrigo que un deshilachado saco por donde se cuela el aire silbando.

Nadie que le conozca accederá a darle empleo; a la menor observación que se le hace monta en cólera y no admite razones, será preciso tratarlo a puntapiés para sacar de él algún partido.

Convengo de buen grado en que un ser tan deforme, bajo el punto de vista moral, es digno cuando menos de la misma compasión que nos inspira el lisiado físicamente; pero en medio de nuestro filantrópico enternecimiento, no olvidemos derramar una lagrima por aquellos que se afanan en llevar a cabo una empresa, cuyas horas de trabajo son limitadas, pues para ellos no existe el silbato; por aquellos que a toda prisa envejecen, a causa de la lucha constante que se ven obligados a sostener contra la mugrienta indiferencia, la andrajosa estupidez y la negra ingratitud de los empleados que, a no ser por espíritu em-prendedor de aquellos, se verían sin hogar y acosados por el hambre.

Son demasiado severos los términos es que acabo de expresarme tal vez si; pero cuando todo el mundo ha prodigado su compasión por el proletario inepto, yo deseo pronunciar una palabra de simpatía por el hombre que ha triunfado, el hombre que, luchando grandes obstáculos, ha dirigido los esfuerzos de otros, y después de haber vencido, se encuentra con que lo que ha hecho no vale nada, solo la satisfacción de haber ganado su pan.

Yo mismo he cargado la portaviandas y he trabajado por el jornal diario; y también he sido patrón de empresa, empleando “ayuda” de la misma clase a que me he referido, y se bien que hay argumentos por los dos lados.

La pobreza en si no reviste excelencia alguna, los harapos no son recomendables ni recomiendan por ningún motivo. No todos los patrones son ladrones y tiranos, ni tampoco todos los pobres son virtuosos.

Admiro con todo el corazón al hombre que cumple con su deber tanto cuando esta ausen-te el jefe como cuando esta presente. Y el hombre que con toda calma toma el mensaje que se entrega para García, sin haber hecho preguntas tontas, ni abrigar aviesas intenciones de arrojarlo en la primera atarjea que se encuentre, o hacer cualquier otra cosa que no sea entregarlo, jamás encontrará cerrada la puerta, ni necesitara armar huelgas para procurarse aumento de sueldo.

Esta es la clase de hombres que se necesita y a los cuales nada puede negarse, son tan escasos y tan valiosos, que ningún patrón consentirá en dejarlo ir.

A un hombre así se le necesita en todas las ciudades, pueblos y aldeas, en todas las oficinas, talleres, fábricas y almacenes. El mundo entero clama por él, se necesita, urge…

EL HOMBRE QUE PUEDE LLEVAR UN MENSAJE A GARCIA.

11 thoughts on “El Mensaje a Garcia

  1. mariobalu

    exelente texto, lo lei cuando lleve administracion hace como 2 semestres creo, dice muchas cosas utiles y te hace reflexionar.

    saludos

  2. Denisse

    estoy en prepa abierta y nos ponen a leer filosifia y a hegel y a platon y madre y media, no entiendo si hay tantos escritos buenos q hacen reflexionar a uno no los pone la SEP en sus planes…

    Es bien dicho eso que dicen “para que educas al pueblo hoy… si mañana lo puedes manipular”….

    No digo que los demas sean malos pero creo q la carta a garcia deberia estar en todos kis libros de educacion publica en mexico…

    saludos!!

  3. mrson

    Senisse,no lo ponen en los libros de texto de la sep porke ya estan destinados los espacios para los escorts masages jaja.
    los libros que imparte la sep estan basados en la educacion que quieren que nuestros hijos aprendan, la cual es muy limitada ,les enseñan una historia para respetar y recordar pero no los motivan a una mente con cultura actual la cual les seria de mucha mas ayuda.
    pd. yo si le llevo la carta a garcia.
    saludos.

  4. mrson

    Denisse,no lo ponen en los libros de texto de la sep porke ya estan destinados los espacios para los escorts masages jaja.
    los libros que imparte la sep estan basados en la educacion que quieren que nuestros hijos aprendan, la cual es muy limitada ,les enseñan una historia para respetar y recordar pero no los motivan a una mente con cultura actual la cual les seria de mucha mas ayuda.
    pd. yo si le llevo la carta a garcia.
    saludos.

  5. mayra horna

    necesito una reseña de lo que es en si este relato.
    algunas de las situaciones significativas que narra la historia, agradezco su ayuda porq en verdad no tengo tiempo de leerla. gracias

  6. hector dj fingers

    si el patron kiero yo no hago preguntas pero cobro caro

    si te dicen ke buskes a un tal pancho peres garcia necesitas los medios para encontrarlo y sin necesidad de hacer pregunta alguna y “llevar la carta a garcia”

  7. agustin

    Yo acabo de poner un blog y este fue uno de los primeros articulos que inclui pues trata de administracion. Cuando lo lei vibro un tono de harmonia en mi mente. Realmente le hace abrir los ajos a la gente de cuan importante es la iniciativa propia.
    Este deberia ser una lectura requerida en todo instituto de educacion superior (e incluso menor)
    Gracias por el articulo y comentarios.
    http://experienciadmin.wordpress.com/

  8. Belen

    mmm pues se ve muy interezante…..a mi tambn me la izieron leer…..y es muy reflexiva…….

Comments are closed.