¿El Fin a las Cuotas Escolares?

By | mayo 2, 2011

Dicen que del dicho al hecho, hay mucho trecho, ya veremos si esto es cierto, porque definitivamente si bien hay que apoyar a las escuelas, hay quienes por años se han dedicado a lucrar con estas famosas “cuotas voluntarias”:

CANCÚN, Q. Roo.- Una reforma a la Ley General de Educación realizada por el pleno del Congreso de la Unión el viernes pasado, prohíbe condicionar los servicios educativos de carácter público al pago de cuotas, donativos, dádivas en dinero o en especie. Aun cuando dicha reforma no establece sanciones contra los patronatos de padres de familia, la normatividad de la Secretaría de Educación Pública (SEP) sí contempla castigos para directivos de escuelas.

El presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos del Congreso de la Unión, José Trinidad Padilla López, quien promovió el dictamen para prohibir el condicionamiento de los servicios educativos al pago de cuotas, reconoció que en la mayoría de las escuelas de educación básica en el país, los patronatos de padres de familia hacen aportaciones en especie o en dinero para diferentes apoyos a los planteles educativos, sin embargo, dijo, la participación “voluntaria” de los padres de los estudiantes, que se ha convertido en costumbre, se ha prestado a una serie de injusticias.

“A veces las aportaciones van destinadas a pequeñas obras de infraestructura, equipamiento, entre otras cosas y los padres normalmente son muy participativos, sobre todo cuando las escuelas están en mal estado, pero lamentablemente se ha dado una serie de prácticas que han sido muy incorrectas en el sentido de que hay padres que realmente no tienen medios para pagar y es aquí cuando las autoridades escolares los presionan no dejando entrar a los niños a la esuela hasta que se haga la aportación”, precisó el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Con este dictamen aprobado, lo que se propuso fue hacer modificaciones a la Ley General de Educación, para dejar claro que ninguna aportación por más voluntaria que sea, podrá ser considerada como una contraprestación de servicios educativos, dijo el legislador.

La reforma, que fue aprobada por el pleno de la Cámara baja con 373 votos a favor, cuatro en contra y cero abstenciones, abarcó los artículos seis, 27 y 75 de la Ley General de Educación.

Además, se tomó la previsión de establecer en otro de los artículos la obligatoriedad de las autoridades educativas federales y estatales, para que de forma paulatina se haga la donación de recursos para la operación, infraestructura y mantenimiento escolar. “No deseamos eliminar la figura de las aportaciones voluntarias, pero también no es pretexto para que los padres tengan que estar aportando cantidades excesivas a la escuela”, destacó Padilla López.

La reforma del 27 de abril establece que las aportaciones de particulares destinadas a la educación sólo podrán ser de carácter voluntario. Además, que en atención al carácter obligatorio de la educación de nivel básico en México, la federación, las entidades federativas y los municipios, establecerán los mecanismos para proveer a cada uno de los planteles de educación en preescolar, primaria y secundaria una serie de recursos destinados a cubrir el gasto corriente de cada ciclo escolar.

Con este dictamen, al artículo 75 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que señala que “la Cámara de Diputados, al aprobar el presupuesto de egresos, no podrá dejar de señalar la retribución que corresponda a un empleo que esté establecido por la ley…” se le incorpora una fracción para que se considere como infracciones realizar o permitir, por sí mismo o a través de una tercera persona, cualquier acto que condicione la prestación de servicios educativos gratuitos prestados por el estado, a cambio de la entrega de dinero, cuotas o cualquier tipo de contraprestación.

Ante esta aprobación, diputados de distintos partidos políticos coincidieron en la necesidad de garantizar y promover el acceso de los menores de edad a los distintos servicios educativos del país, así como que el Congreso de la Unión garantice un presupuesto suficiente destinado al sistema educativo para que haya una absoluta prohibición de cuotas en las escuelas públicas, y que los padres no tuvieran que dar aportaciones.

Por su parte, el representante de la Asociación de Padres de Familia en Benito Juárez, Raúl Lara Quijano, ante la aprobación del dictamen afirmó que “la educación es gratuita”.

“Siempre he estado a favor de que no haya ningún condicionamiento en las escuelas, la educación es gratuita y no la podemos estar restringiendo a nuestros hijos, cuando en la Constitución se presenta que los servicios educativos son gratuitos”, dijo el titular de los padres en el municipio de Benito Juárez.

El siguiente paso, dijo, es coadyuvar esfuerzos entre los directores de las escuelas, padres de familia y las mesas directivas para que haya la disposición de cumplir con el dictamen. Además, resaltó que lo importante ahora será buscar los recursos que mantendrán en buenas condiciones a los planteles públicos. “El gobierno federal, estatal y municipal, tendrán que buscar mecanismos para que los recursos que entraban a través de los padres de familia, se puedan costear porque si no las escuelas se van a destruir”, enfatizó.

Lara Quijano recordó que diversas escuelas en Cancún están apadrinadas por los hoteles en función al mantenimiento, por lo que será en este sentido que los directivos tendrán que hacer sus gestiones. “Hay que tocar puertas, porque los gobiernos nada más dan maestros”, aclaró.

Aun cuando su postura es a favor de lo aprobado por los legisladores, el representante espera que esto no sea sólo un tinte político, como se acostumbra hacer en el sistema educativo de México. Exhortó a los padres a aplicar su criterio y vigilar la aplicación de su aportación.

La reforma no estableció sanciones, sin embargo, de acuerdo con la normatividad de la SEP, si eventualmente se acredita que se está violando la disposición legal y el derecho constitucional, se podría separar del cargo o en su caso aplicar alguna sanción administrativa hacia la autoridad escolar.

Fuente: Sipse Daniela Alcalá/SIPSE

¡Participa!

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *