Como es eso de donar sangre…

Hoy tuve que madrugar, hacia mucho que no me levantaba a las cinco de la mañana. Una vecina estaba consiguiendo donadores de cualquier tipo de sangre para un familiar que tiene hospitalizado, y pues como ya he donado anteriormente por algun medio que sospecho fue mi madre se entero que yo soy buen cliente del banco de sangre. 

No puedo decir no, pues se trata de una vida. Mucha gente llega desde la madrugada y hace fila en las afueras del hospital general para llegar a donar sangre, como ya conozco el tramite no me preocupo ver que habia unas 10 personas delante de mi, pues se que al menos el 70% de quienes asisten son rechazados por considerarlos medicamente no aptos para donar. 

Asi que rapido pasaban y llego mi turno, primero una entrevista con los doctores, las preguntas que a uno le hacen tienen que ver con los habitos personales en general, dependiendo de las respuestas los medicos juzgan si tendria sangre buena o no, pero da la casualidad que siempre apruebo. 

Despues a uno lo pasan a otra sala de espera en donde la fila de 10 que estaba delante de mi se redujo a 4. La mayoria de los donadores son hombres, casi no hay mujeres, es lo que me di cuenta. 

Eran mas o menos cerca de las 8am y mis tripas ya rugian de hambre pues hay que ir en ayunas, cuando me llamaron para pasar a que me pincharan. Primero me picaron en el brazo izquierdo y como dijo la enfermera yucateca que me atendio “…. Mare… No pesco la aguja la vena, te voy a tener que picar en el otro brazo…”…. Ni modo tuve que aguantarme, y las agujas no es para asustarlos pero son un poco  mas gruesas de lo normal. 

La sangre que sale cae en una bolsita como de “friolin”, hagan de cuenta que cuando se llena parece un friolin de fresa de un litro y le dan a uno una paletita de azucar para entretenernos. 

Sali ocho y media mas o menos, hambriento pero con la satisfacción de haber podido ayudar, me dieron mi boletito de participación y un examen gratis de sangre que tendre que recoger en unos quince dias. 

Nunca estamos exentos de un accidente, la verdad no me gusta ir a hospitales o a medicos, es un trauma para mi, pero cuando se trata de alguien mas pues no hay problema. 

Si quieres donar sangre altruistamente puedes hacerlo, no es necesario que alguien te lo pida por ayudar a un familiar o conocido, tu puedes ir voluntariamente, es en el hospital general de Cancún, Banco de Sangre. 

Abren a las 7am.

 

¡Participa!

comentarios

Share

One Comment

  1. LILIANA Reply

    LA VERDAD LA GENTE NO COOPERA, ES POCO COLABORADORA CUANDO SE TRATA DE DAR, YO TAMBIEN HE DONADO SANGRE Y OJALA SI ALGUN DIA YO LO NECESITO ALGUIEN TAMBIEN LO HAGA POR MI. ES LO UNICO QUE ESPERO….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *