Unos de Gallegos

By | mayo 27, 2010

Fue durante la Guerra Civil española, cuando una gran cantidad de españoles emigraron a nuestro continente. Como muchos de ellos eran gente muy “rupestre”  y sin estudios, los españoles —y por alguna razón los gallegos— adquirieron una fama que hoy sigue vigente.

Nunca es bueno generalizar, pero anécdotas como las que aparecen en la revista Algarabía 68 – todas verídicas- ponen en duda si los chistes que todos hemos oído son una exageración para provocar risas o argumentos basados en historias reales. Y no es por nada pero como bien dice su lema: “revista que genera adicción”.

* Una noche, en un bar de “pinchos y tapas” madrileño, se me ocurrio pedir un campechano. Como el cantinero me miró como si le hablara en chino, le expliqué: en un vaso jaibolero ponga hielos, ron, agua mineral y Coca Cola; el hombre incrédulo me respondio:  “No se puede”. Y como insistí, el me salio con esto: “Es que no cabe, macho: si sirves el ron y el agua mineral… la Coca Cola, !pues no cabe!

* Un compañero de Universidad era gallego y, cuando nos organizábamos para comer algo con tortillas, el siempre preguntaba – porque no fue una ni dos, ni tres, sino todas las veces – porqué nadie agarraba la tortilla de encima, hasta que alguien le explicó que esta siempre estaba frií. El se quedo pensativo y , despues de unos segundos expreso con aire de superioridad: “Jo’er! Si seran tontos los de las tortilleria: si nadie se come la tortilla de encima porque esta fría, !¿para qué la ponen?!.

* La que es maravillosa es la del matador Jesulín de Ubirque, – Jesus Janeiro – quien, al ser cuestionado sobre determinado tema, respondió: “Mire usté, yo a eso le voa respondé en dos palabras:  Im presionante

¡Participa!

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *