Aprende a desarrollar tu potencial

By | junio 15, 2007

Es hora de soñar
Dios nos ha dado un poder grande de crear ideas, y nadie puede decirnos que algo es imposible.

Hoy la tecnología avanza tan rápido, que mientras estás leyendo de algún nuevo invento, este mismo ya pasó a ser parte de la historia porque hubo algo mejor que lo dejó atrás. “Hace veinte años” ya no es una frase usada solamente por nuestros abuelos. La digo yo, que aún me falta para llegar a los treinta. Muchas cosas han cambiado en estos veinte años.
Los avances tecnológicos son increíbles, y para los más jóvenes, mirar atrás y ver La guerra de las galaxias es ver algo bastante falso, con unos efectos especiales que les parecen patéticos.
Es posible que hayan oído hablar de las cintas de 8 tracks, pero lo más probable es que nunca en su vida hayan visto u oído una. Para ellos, siempre han existido los contestadores telefónicos y, bueno, ¿qué tiene de novedoso el fax? Los videos siempre han existido, pero ya se les olvidó lo que significa “beta”. No pueden explicarse lo que es ver la tele sin un control remoto. Para ellos, las ruedas de los patines siempre han sido en línea. Ya no hablemos de la normalidad con la que pueden ver un teléfono celular o una computadora personal. El 747 ahora es un avión más bien anticuado, y la llegada del hombre a la Luna es como una efemérides de libro de texto, tan vieja y trillada como la de Cristóbal Colón y su llegada a América.

El propósito de todo esto que te comento es simplemente para que podamos darnos cuenta que todo lo que nos rodea, todo lo que vemos, todo lo que usamos, lo que comemos, lo que disfrutamos de la vida, la música, las ciudades, los poemas, las filosofías, los gobiernos, todo, antes de ser lo que son, estuvieron en la mente de alguien. Antes de ser una realidad, fueron simplemente un sueño.
Todas esas cosas a las que nos hemos acostumbrado, nacieron no en una fábrica, sino en la mente de sus creadores, en la mente de personas tan listas que nunca se dieron cuenta de que lo que querían lograr era imposible, y por eso fue que lo lograron.

Lo más poderoso, explosivo y revolucionario que tenemos es simplemente una idea. El ser humano ha ido adaptándose a lo que lo rodea y ha ido transformando su entorno gracias a las ideas, desde la rueda hasta los transbordadores espaciales. Dios nos ha dado un poder grande de crear ideas, un poder ilimitado de soñar, y en nosotros está el llevar ese poder por un buen camino. Las personas de grandes sueños son las personas que esculpen el desarrollo de la humanidad.

Imaginación, fantasía, sueños.
El poder de la imaginación, de la fantasía y de los sueños, es lo que hace girar al mundo. Es lo que lo hace caminar y lo hacer sentir mejor… o peor en muchos casos; sin embargo, es responsabilidad de cada uno de nosotros el qué y el cómo queremos soñar.
En lo personal, soy un apasionado de la imaginación. Me encanta crear mundos, situaciones, amigos, inventos y cosas que algún día pudieran ser realidad, pero yo no soy ningún caso particular o extraordinario. Todos los seres humanos tenemos la misma capacidad de soñar, y el sueño es el comienzo del proceso creativo. Todos los seres humanos soñamos despiertos con cosas que consideramos que van a hacernos felices. Y nadie puede decirnos que algo es imposible porque aquello ya existe en nuestro mundo de sueños, aun si son las cosas más sencillas.
Por ejemplo, el muchacho que lleva malas calificaciones en la escuela, tiene un sueño de viajar y conocer otros países. Esto se limita a la fantasía de comprar un boleto de la lotería instantánea para ganarse el premio mayor con miles de dólares, y así no tener que preocuparse por sus calificaciones ni por conseguir un buen empleo para pagar aquel viaje. En su fantasía se ve viajando, gastando dinero y divirtiéndose sin la más mínima preocupación, y esto sucede en un espacio de no más de un par de minutos mientras camina cerca de la tienda de lotería.
En alguna u otra forma todos usamos la imaginación, a pesar de que, con la edad, vamos haciéndola a un lado porque nos llenamos de prejuicios y pensamos que son cosas de niños. Aunque eso no es cierto porque siempre, siempre de algún modo está presente, y consciente o inconscientemente sigue y sigue trabajando.

Shigeru Miyamoto es un joven japonés, pintor, músico y titiritero, quien al terminar sus estudios universitarios en 1977, consiguió una entrevista con el presidente de la joven en ese entonces empresa de videojuegos “Nintendo”. Al principio el presidente de la empresa le dijo al joven que lo que necesitaban eran ingenieros y no pintores; sin embargo, cuando Miyamoto le mostró algunas de las cosas que hacía, el presidente se dio cuenta de la creatividad del joven y le dio un puesto como aprendiz en el área de planteamiento.
Después de tres años le dieron la oportunidad de su vida: crear un nuevo juego que impulsara a la empresa hacia adelante. Tomando inspiración de un cuento preferido de su niñez “La bella y la bestia”, creó un simio con un despreocupado y gracioso carpintero como su dueño, el cual tiene que perseguir a su mascota porque ha raptado a su novia.
“Donkey Kong” había nacido y fue el primer gran éxito de Nintendo en 1981. Al poco tiempo Miyamoto creó a los Supermario Bros, uno de los éxitos comerciales más grandes que ha habido –para 1991 tenía más de setenta millones de copias vendidas–.

Este tipo de soñadores son los que hacen que el mundo camine, que se transforme y, lo más importante, transformar e influenciar en la forma de vivir. Si este joven transformó la forma de disfrutar un videojuego con un simple personaje ficticio llamado Mario, piensa por un momento lo que tú puedes llegar a hacer con un Dios como el que tienes y que puede respaldar todos esos sueños que llevas dentro de ti.

Tomado del libro: Atréteve a soñar Por Paco Palafox, Casa Creación.

¡Participa!

comentarios

One thought on “Aprende a desarrollar tu potencial

  1. Julieta

    BUEN BLOG!!! SI EL HOMBRE NO SOÑARA SEGUIRIAMOS SIENDO NEANDERTHALES…

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *